4P Marketing.
Contacta con nosotros +34 668 818 898
manuel@4p.marketing

Instagram

Blog

Home  /  SEO   /  Estructura SILO: Ventajas y Desventajas

Estructura SILO: Ventajas y Desventajas

estructura silo analisis

Vamos a empezar la andadura con uno de los temas más polémicos en los últimos años en el mundo del SEO: La Estructura SILO. Se dice que SILO nació como idea para “aislamiento” de enlaces en un formato estructural, y así evitar duplicados de contenido. Es decir, el objetivo era crear una especie de directorio dentro de cualquier web donde cada enlace se pudiera alcanzar desde la web principal de manera óptima. Por otro lado, se especula que la estructura SILO nace de las siglas Optimización de la Estructura Interna de Enlaces (Structure Internal Linking Optimisation).

De cualquier manera, visto desde ambas perspectivas creo que el concepto confluye en la misma idea: Se trata de organizar la web de tal forma que se pueda acceder a cualquier enlace, en un máximo de 4 o 5 clics. Aunque esto pudiera parecer un reto, si planificamos la página conforme a una serie de criterios, esta labor puede facilitarse en gran medida.

Principios básicos para organizar la web basándonos en una estructura SILO

En primer lugar, es importante intentar coger perspectiva sobre qué clase de contenido va a introducirse en la página web. Si sabemos con precisión la clase de artículos que vamos a escribir, la tarea de desplegar una estructura SILO, va a ser muy fácil, pero si todavía no tenemos claro cómo van a ir evolucionando nuestros contenidos, entonces solo podremos empezar a desarrollar unas bases muy ligeras de la estructura con idea de que sea escalable a largo plazo.

Para explicar la estructura SILO siempre se suele poner el ejemplo de un comercio electrónico, dado que el sistema de secciones, categorías y subcategorías representa a la perfección el objetivo que esta estructura pretende conseguir en esencia.

Amazon en este caso, es el ejemplo de una organización bastante completa. Como dato curioso, podemos observar que Amazon no aprovecha la estructura SILO en sus URL y precisamente esto va a ser uno de los temas de discusión que traen a la comunidad SEO de cabeza (sobre la importancia o no de las llamadas “coincidencias exactas” o “exact match”). Pero dejando a un lado este tema que posiblemente saquemos en un futuro, primero vamos a centrarnos exclusivamente en la estructura según podemos observar en el siguiente ejemplo:

estructura silo amazon

Ejemplo de Estructura SILO en Amazon

En este ejemplo, nos encontramos con el caso de un disco duro SSD, que va en la subcategoría de “Discos Duros Sólidos“. A su misma vez, esta subcategoría se engloba dentro de la categoría Almacenamiento de datos internos“, en la que podríamos encontrar todos los discos duros de diferentes formatos que existen. Y finalmente esta categoría se engloba dentro de la sección de “Componentes” en el departamento de Amazon de “Informática”.

Por tanto, la estructura SILO como puede verse en la imagen se desarrolla de la siguiente manera: “Informática” > “Componentes” > “Almacenamiento de…” > “Discos Duros sólidos” > “Crucial MX500”

O lo que es lo mismo:

“Departamento” > “Sección” > “Categoría” > “Subcategoría” > “Producto”

Como comentaba anteriormente, la estructura SILO se desarrolla relativamente fácil cuando hablamos de comercio electrónico. Obviamente también es necesario pensar bien qué secciones, categorías y subcategorías es necesario usar y a veces contar con ayuda externa puede ser una gran idea, para que nos asesoren basándose en la experiencia sobre la organización debería realizarse, y más considerando que esto facilitará el crecimiento y el escalado de nuevos productos con simplicidad en el futuro.

Pero cuando hablamos de otro tipo de webs en la que no es tan sencilla esta organización, la complejidad añadida que esto podría suponer en la creación podría suponer una trabaja e incluso, un riesgo, como veremos más adelante entre las desventajas observadas.

Ventajas de crear una estructura SILO en nuestra web

Es importante destacar, que no siempre es buena idea desarrollar una estructura SILO, aunque haya muchos partidarios de esta. A veces, una imagen vale más que mil palabras y por eso, ver y comparar varios ejemplos en el sector puede hacernos conscientes de esto por nosotros mismos.

Esto no es una cuestión de blanco o negro; por ejemplo, en ciertos casos, una idea consistiría en crear una estructura SILO en una parte de la web, y dejar el resto de la página en un formato clásico de enlaces. Bajo mi perspectiva, es mucho más importante entender los motivos y las ventajas por las cuales merece la pena introducir una estructura SILO, que simplemente ponerse a generarla sin ton ni son y con el tiempo darse cuenta de todas las desventajas que ha supuesto haber hecho un mal trabajo.

Ventaja 1: Poder alcanzar el máximo potencial SEO

Esta posiblemente sea la ventaja clave cuando decidimos desarrollar una estructura SILO por una sencilla razón: nos abre un mundo de posibilidades y lugares donde crear contenidos adicionales sin tener que estar pensando en nuevos temas originales de creación.

Para entender esta ventaja, voy a usar el ejemplo de un blog de manualidades con solo categorías y subcategorías desplegadas de una manera muy simple. Supongamos que, para una manualidad, por ejemplo, una cesta de mimbre, la encajamos dentro de la Categoría de “Hogar” y subcategoría “Madera“. Nótese que también podría ser al revés y he aquí otro aspecto destacable por el cual es necesario analizar la estructura SILO antes de ponerse a crear las categorías y subcategorías sin un sentido lógico.

La cuestión es que dentro de la categoría “Hogar” podríamos crear un contenido específico que haga referencia a “manualidades para el hogar” (y las keywords “manualidades hogar” o “manualidades para el hogar“, dejando a un lado que sería necesario hacer un análisis de keywords a conveniencia).

 estructura SILO jerarquia

Jerarquía de una estructura SILO

Al igual que el contenido específico de “Cómo hacer una cesta de mimbre elegante” podría servir para conseguir visibilidad y, por consiguiente, encargos a nuestro taller de manualidades, un contenido específico en la categoría “Hogar” hablando de esas “manualidades para el hogar” podría a su misma vez atraer más visitas por otro canal de posicionamiento. Además, sería un contenido estático (una página) que enlazaría de manera permanente desde la página principal. Esto quiere decir, que cuando hacemos un trabajo SEO de enlaces entrantes a nuestra web, parte de esas visitas podrían caer en la categoría de “Hogar” y al mismo tiempo, algunos usuarios buscando “manualidades para el hogar” en el buscador, podrían acabar en la misma categoría.

Siguiendo la misma línea de razonamiento, podríamos de igual manera, poner las vistas en la subcategoría: “Madera” y crear un contenido del tipo: “Manualidades para el hogar de madera” y hablar de este tema en general. En vez de tener la necesidad de crear un artículo en el blog que hable sobre “Ideas de manualidades para el hogar de madera” podríamos crear un contenido estático en esa subcategoría y serviría con la misma función. Este contenido podríamos ponerlo tanto en la parte superior si queremos que sea leído, o en la parte inferior, si solo es un texto complementario a efectos de posicionamiento.

A esto hay que sumar, que parte de las visitas que llegan a la categoría “Hogar” podrían caer en “Madera“, por tanto, también parte del SEO que recibe “Hogar” revertiría en “Madera” y a su misma vez el contenido de “Manualidades para el hogar de madera” podría recibir visitas directas de gente ante las keywords “manualidades hogar madera“.

Finalmente, el artículo creado precisamente dentro de esta categoría y subcategoría estaría recibiendo todo el tráfico de todas las páginas desarrolladas anteriormente, y a su misma vez, contenido directo desde el buscador. Por tanto, el resultado final es muy potente.

Como es totalmente imposible (y muy mala idea), enlazar todos y cada uno de los artículos desde la página principal, la estructura SILO permite jerarquizar y potenciar el contenido, en vez de tenerlo en blog paginado con decenas de páginas en serie. Lidiar con formatos de paginación, simbolizaría en esencia, que nuestro artículo “Cómo hacer una cesta de mimbre elegante” podría acabar en el tiempo, en la página número 37.

Esto implicaría que, para poder acceder directamente desde la web, navegando a través de la estructura de enlaces, la única forma que habría de entrar en este artículo sería picando 36 veces en el enlace “Página anterior” hasta alcanzar la página número 37 y finalmente clicar en el artículo objetivo. Aunque algunos opten por código JavaScript para crear un scroll infinito, a efectos de un buscador, todo lo que hay después de la primera carga (como las peticiones JSON al servidor), no existen.

Por el contrario, si nos hemos decantado por una estructura SILO, en apenas con 3 clics, accederíamos a la categoría “Hogar” luego a la subcategoría “Madera” y finalmente a nuestro artículo. En el caso de que nos veamos en la situación de tener demasiados artículos en una subcategoría en concreto como “Madera”, podríamos estar ante dos circunstancias:

  1. Quizá deberíamos generar otra subcategoría adicional para dividir aún más los artículos y que todos puedan aparecer a golpe de uno o dos clics máximo desde la subcategoría en cuestión
  2. Planificamos mal desde el inicio la estructura SILO y tendríamos que haber desarrollado la jerarquía justo al revés: siguiendo en el ejemplo, haber puesto “Madera” como categoría y “Hogar” como subcategoría, y quizá este cambio hubiera agrupado muchas más subcategorías dentro de “Madera” y por consiguiente muchos menos artículos por subcategoría.

Ventaja 2: Desechando el contenido duplicado incontrolado

Es muy común que dos categorías acaben teniendo exactamente el mismo contenido cuando no ofrecemos una estructura SILO, dado que no hemos invertido tiempo en conocer la estructura de la web que estamos desplegando y estaremos creando contenidos sin parar a reflexionar cómo se están mostrando al buscador.

Al planificar la jerarquía, de alguna forma estamos encasillando con antelación cada nueva página o artículo que se va a crear en la web con un criterio preestablecido, y así, impediremos que aparezca nada en Google que no habíamos provisto desde un inicio. Lo mismo ocurre si ya tenemos una web terminada, y deseamos dotarla con estas características. Al ir revisando entrada por entrada y página por página iremos organizándola conforme a la estructura SILO que hemos planificado de antemano.

Si por alguna razón necesitamos forzosamente duplicar un contenido, por ejemplo, para que sea posible alcanzar un artículo o página desde diferentes puntos de la estructura, siempre lo haremos de forma consciente, y podremos asegurarnos de que el buscador no tache esa página accidentalmente de “Contenido Duplicado” ubicando correctamente las etiquetas “rel=canonical” en cada una de las páginas que esté siendo duplicada voluntariamente.

Desventajas de esta estructura

Como comentábamos anteriormente, existen ciertos escenarios en los que se desaconseja aplicar una estructura SILO, como es el caso de ciertas páginas web sin una estructura viable desde el primer momento en los que este desarrollo podría provocar varios obstáculos innecesarios.

Desventaja 1: Desbordamiento por necesidad de contenido

Esto es sin duda, la mayor desventaja de la estructura SILO. El contenido es uno de los elementos más costosos de toda web, especialmente aquel contenido que merece la pena ser leído. Si vamos a ser nosotros mismos los que debemos redactar el contenido, hemos de tener en cuenta que la cantidad de tiempo que vamos a tener que invertir y es posible que no tenga ningún retorno. Aunque generalmente el contenido es lo más importante de cara al posicionamiento SEO, muchas veces ocurre, que en un mercado muy competido no es precisamente el contenido lo que falta.

Además si a esto le sumamos que próximamente Google tiene pensado crear snippets de texto basándose en un resumen del contenido que “lea” de nuestras webs, es posible que el contenido de baja calidad quede aún más relegado a segundo plano. Esto simbolizaría que los usuarios es posible que dejen de entrar en nuestras webs, y por tanto el CTR (Click Through Rate) disminuya, especialmente cuando la página en sí, no tendría nada que ofrecer salvo contenidos de baja calidad, como la mayoría de las páginas que solo tratan de posicionar contenidos mediocres basándose exclusivamente en retornos por publicidad.

Esto quiere decir, en resumidas cuentas, que el contenido de relleno tiene los días contados y generalmente este suele ser el tipo de contenido que reside en las categorías y subcategorías de las páginas con estructuras SILO más comunes.

Ante esta tesitura se presentan varias soluciones:

  1. Crear las mínimas categorías y subcategorías aún a riesgo de que los artículos se aglutinen demasiado en una sola subcategoría y haya que paginar algo más de la cuenta. La solución para disminuir la paginación obviamente pasa por incluir más snippets (miniaturas) de los artículos en una misma página, pero esto irá en detrimento del WPO (Web Page Optimisation, u Optimización de la Página Web que ya hablaremos en su momento), dado que el servidor tardará más en mostrar los contenidos y su contenido multimedia, especialmente cuando usemos plantillas que no son a medida.
  2. Escribir menos contenido por categoría, por ejemplo, en vez de ir a por 600 u 800 palabras, quedarse en 300 palabras de calidad, que también es aceptable para el posicionamiento. Quizá esta solución la mayoría de los casos es la más recomendable, porque de alguna forma permanecemos “Lean”, es decir, si no funciona una categoría y la tenemos que desechar en un futuro, habremos invertido el mínimo de tiempo o recursos en crear el contenido para la misma.

Desventaja 2: Irrelevancia en la estructura

Este quizá sea un problema que no demasiados han parado a reflexionar y uno de los motivos por los cuales, puede que no tenga sentido desarrollar una Estructura SILO en toda la web. Muchas veces, podemos sobrepasarnos creando categorías y subcategorías, e incluso puede que las categorías y las subcategorías no aporten nada al contenido en cuestión.

En el ejemplo anterior de “Cómo hacer una cesta de mimbre elegante“, es posible que dicha cesta, encaje perfectamente en la oficina, o en otros sitios fuera del apartado de hogar, y encasillarla dentro de la categoría “Hogar” podría limitar su apertura a nuevos visitantes y a nuevas búsquedas. Lo mismo ocurre con la subcategoría “Madera“: Quizá es demasiado irrelevante para algo que es de Mimbre y merecería la pena, o bien crear un apartado específico para los artículos de mimbre, o quizá barajar si la estructura de subcategorías por materiales tiene verdaderamente algún sentido.

Generalmente, esto no suele afectar demasiado negativamente al rendimiento de la web, pero algunas veces, puede que sea simplemente acabe siendo una enorme pérdida de tiempo, o incluso resulte que la estructura SILO limite el posicionamiento más que potenciarlo.

Hay que tener en cuenta que cada página web es totalmente independiente, e incluso cada artículo o página individual tiene sus propiedades particulares, que podrían permitir separarse de este concepto.

Por ejemplo, si tenemos una página o artículo muy completo que habla de las cestas de mimbre, y uno de nuestros servicios estrella son las cestas de mimbre, ¿por qué no posicionarlo en el primer nivel y dejar a un lado la estructura SILO? Es más, ¿por qué no poner un enlace al artículo desde la página principal, sin tener que entrar en la dinámica que nos propone esta estructura? Esto podríamos resolverlo incluso, usando el atributo rel=canonical como comentábamos al principio.

Cada página es un caso de uso individual, y sabiendo que la estructura SILO aporta cierto grado de flexibilidad, podremos tomar las decisiones de una manera más fiel a las necesidades de nuestra web o de nuestro negocio.

Consideraciones Finales

Como hemos podido observar, en líneas generales la Estructura SILO es flexible, se puede adaptar a nuestro crecimiento y las ventajas son capaces de superar a las desventajas en gran medida y con ciertas adaptaciones.

Quizá hayamos podido observar que una de las desventajas más importante al margen de las analizadas, es el tiempo necesario para organizar la estructura al principio, o para crear la estructura una vez que tenemos una web funcionando. Afortunadamente siempre podremos contar con asistencia profesional que nos ayude en la creación de esta estructura. Cuando hablamos de arquitectura web, el buen trabajo se suele pagar con grandes resultados y beneficios.

En un futuro próximo me gustaría hacer una pequeña guía para mostrar un ejemplo práctico de estructura SILO entorno a WordPress apoyándome en algún plug-in SEO para mostrar cómo se puede crear desde cero.

No Comments
Post a comment